sábado, 14 de febrero de 2009

Wassily Vasílievich Kandinsky (TRABAJO EXTRA "De lo espiritual en el arte")

Cuando nosotros vemos un conjunto o paleta de colores, definitivamente van a haber 2 reacciones o efectos:
  1. Un efecto físico: este es el gusto superficial por la hermosura y características del color. Se dice que el espectador puede experimentar un sentimiento de satisfacción y felicidad como cuando un manjar exquisito hace contacto con su paladar y luego ese sentimiento desaparece. Estas sensasiones no son permanentes por ser superficiales, no dejan marca en la mente o alma. Cuando quitamos los ojos de encima del color, la sensasión que teníamos de placer o gusto se desvanece inmediatamente. La visión rápida de una paleta de color puede llegar a provocarnos un "revoltijo" de sentimientos y recuerdos o vivencias psicológicas.
    Los objetos habituales son los únicos que pueden tener efectos superficiales en alguien que es en cierta forma sensible. Los objetos que vemos por primera vez nos suelen producir una impresión de tipo psicológica. Los niños perciben el mundo de esa forma. Si un niño se corta con una tijera, le entra miedo y a la vez ya sabe para la próxima vez las propiedades de la tijera, qué hace y cómo no hay que manipularla. El conocimiento se integra a la mente. Pero el mundo va perdiendo su misterio (lo que nos intriga) cuando vamos aprendiendo cómo o qué son las cosas.
    Cuando el ser humano se va desarrollando, este va agregándole cualidades a los objetos y a los seres. Cuando llega a un pico de sensibilidad, los seres y objetos ganan un valor interior y luego hasta un sonido interno. Exactamente lo mismo sucede con los colores (cuando el nivel de sensibilidad no es alto, solo produce un efecto superficial que desaparece rápidamente). Los colores claros atraen la vista con más fuerza aún siendo colores cálidos. El amarillo tiende a hacer que la vista duela y la mirada automáticamente buscará refugiarse y descansar la vista en un verde o un azul. Si lo vemos desde una perspectiva más sentimental o sensible, esta viene con otro efecto más profundo: una conmoción emocional y se le abre paso al efecto número 2.
  2. Efecto psicológico: este es producido por el color. La fuerza psicológica que tiene sobre nosotros produce una vibración anímica. La fuerza física básica es el medio por el cual el color logra llegar al alma. Hay que definir si este 2do efecto es más directo como el físico o más asociativo. Es posible, al estar el alma unida al cuerpo, que un "revoltijo" emocional provoque otro por asociación. EJ: el color rojo puede ser realmente excitante hasta volverse doloroso al asociarlo con el fuego o con la sangre. Si esto es así, se puede explicar por medio de asociación los efectos físicos del color no sólo sobre la vista sino sobre el resto de sentidos. Aún así, no hay que generalizar esta teoría. Respecto al sabor hay varios ejemplos en los que esta teoría no aplica. Un Dr. famoso describe que uno de sus pacientes con un nivel intelectual alto tenía una sensación de que una salsa le sabía azul. La explicación podría ser que hasta en los seres más sensibles los accesos al alma son tan rápidos, eficientes o directos y las impresiones tan inmediatas que el sabor le llega inmediatamente produciendo vibración en la vía que la une con otros órganos (el ojo). Hay que admitir que en esta teoría, la vista no sólo está en relación con el sabor, sino también con todos los otros sentidos. Algunos colores parecen blandos y otros ásperos. La cualidad acústica de los colores es tan concreta y fija que an adie se le ocurriría nisiquiera intentar reproducir la impresión de el amarillo sobre las teclas de un piano o describir el barniz de granza oscuro con una voz soprano. A veces esta teoría no es suficiente. Algunos, que haya oído hablar sobre Cromoterapia, sabe que la luz de color puede dar un efecto determinado en el cuerpo. Se ha tratado sacarle provecho y utilidad a esto en curamiento de enfermedades y se ha determinado que la lus roja estimula el corazón mientras que el azul puede llegar a producir un parálisis del momento. Si se observaran efectos semejantes sobre plantas o animales, la argumentación quedaría invalidada por asociación. En cualquier caso, el color tiene una fuerza enorme (poco investigada) que influye en nuestros cuerpos y organismos físicos. La asociación no es suficiente como explicación y no nos basta para lograr entender el efecto que tienen los colores sobre la parte psicológica del ser humano. El color es un medio para llegarle directo al alma. Se dice que el color es una tecla, el alma es el piano con cuerdas y el artista la mano que hace vibrar adecuadamente al alma.

All Saints l por Kandinsky


Trabajo elaborado por Kandinsky

Murnau Street with Women por Kandinsky